Ayukelen
Criadero Compinche
Mi Perra Vida
Happy Can - Accesorios para Mascotas
Escuela Canina Zulu

 

Antés de escribir una sola línea respecto al seminario me senté a releer la Crónica que yo mismo había realizado luego de la Charla introductoría que Pere había dictado hace unos pocos días en nuestro país. Mi intención era comparar mis expectativas en ese momento respecto con mis sentimientos actuales, post seminario. Les anticipo una primera conclusión, me quedé corto, muy corto, no tenía idea de la intensidad del proceso al cual estaba apunto de asisitir.

En primer lugar voy a destacar una contradicción semántica que se me produjo a partir de este seminario, en el que me había inscripto como "Oyente", y si hay algo que no siento después de haber participado de esta impresionante y movilizadora experiencia es haber sido "un oyente". Creo que nadie estuvo allí como oyente, y si que todos fuimos protagonistas de un hito en la historía de la Educación Canina en la Argentina. Quién estuvo allí, se comprometió, conectó consigo mismo y con el grupo a lo largo de estas tres maravillosas y eternas jornadas de trabajo, coincidirá conmigo en que hoy día no es la misma persona, en algo seguramente debe haber cambiando, qué, comó y cuánto es algo que tiene que ver con los procesos internos que cada quien quiera y pueda realizar.

El rotulo de "Seminario de Habilidades Caninas" es como mínimo insufciente para definir la experiencia sensorial a la que he asistido este fin de semana, en la que hemos vivido momentos únicos e irrepetibles que han marcado significativamente mi proceso de aprendizaje respecto del conocimiento del mundo canino. Aprendizaje que sin dudas ya han moficado la relación que tengo con mis perros, y que influirá directamente en los procesos de formación de nuevos cachorros que vayan llegando a mi vida.

He asistido a todos los seminarios relativos a nuestra actividad que se han realizado en nuestro país, de todos y cada uno de ellos me he llevado algo positivo, todos me han permitido crecer técnicamente en el deporte que practico, pero ninguno de ellos me ha conmovido como este.

Cuando uno trabaja con las emociones las estructuras tambalean. Cuando las certezas se transforman en dudas y las dudas en certezas, las estructuras se desmoronan. Cuando la incertidumbre nos invade pues comenzamos a percibir que muchos de los pilares en los que nos apoyabamos ya no estan, el porvenir se transforma en una gran incognita, y la única certeza que nos queda es el saber que por respeto a nuestros perros no nos podemos permitir cometer los mismos errores.

El nivel de compromiso emocional de Pere con el trabajo realizado fue directamente proporcional a la energía y emoción de Carlos Mutal, quien al frente de la Escuela Canina Zulú organizadora del evento, se quebró de emoción una y otra vez al momento de tomar la palabra.

Gracias Pere por sembrar esta semilla, estoy convencido que genereaciones completas de perros argentinos por nacer, tendran una mejor calidadde vida despues de este seminario.Se que no hay premio mayor para vos.

Gracias a la Escuela Caninan Zulu por organizar este seminario. Hemos sabído por boca propia de Pere lo que les ha costado la convocatoria, la planificación y la organización. Cuando algo se hace con el corazón y con pasión se nota.

Gracias a Carlos y Vivi porque son unos anfitriones únicos. Gracias Elena por tu asesoramiento profesional, sos una referencia insoslayable para todos los que practicamos deportes caninos en Argentina.

Continuará el próximo año con la vuelta de Pere Saavedra a la Argentina. Ya te estamos extrañando.

GALERIA FOTOGRAFICA